Skip links

Qué es la logística de última milla y por qué es clave para tu negocio

A primera vista, la logística de última milla puede parecer un proceso simple, que solo consiste en que una empresa transporte una mercancía desde una bodega o un centro de distribución hacia el cliente. Pero quien haya tenido que lidiar con las complejidades de este proceso, puede decirte que hay una buena razón por la que las entregas de última milla representan un porcentaje tan alto en los costos logísticos generales.

Qué es la logística de última milla

Por un lado, las diferencias entre las necesidades de los clientes y los tipos de entrega generan una dificultad a la hora de generar las rutas que realmente aprovechen la capacidad del transporte. Además, puede resultar muy difícil rastrear las entregas una vez que el camión ha salido del almacén.

Lo anterior es una receta para las entregas perdidas, malas calificaciones de los clientes y mayores costos. Afortunadamente, con la tecnología moderna, las cosas no tienen por qué ser así.

En términos simples, la logística de última milla es el movimiento de pedidos desde un centro de distribución hacia sus destinos finales. Es el paso final en el proceso logístico y, a menudo, también es el más costoso. ¿Por qué? Porque a pesar de parecer un concepto sencillo, su ejecución es increíblemente compleja.

Y una de las partes difíciles de la operación tiene relación con la dificultad de encontrar rutas de entrega eficientes.

Porque cuando mueves productos de un fabricante a un centro de distribución, normalmente es un trayecto del tiro punto A al punto B. Pero si tienes que hacer cientos o miles de paradas individuales en una multitud de rutas de camiones diferentes, esa simplicidad se desvanece y en su lugar tienes que lidiar con muchas variables que inciden en el camino.

En este punto, si realizas la planificación de manera manual podrías elaborar rutas relativamente eficientes, pero sin añadir ninguna de las complejidades que forman parte del proceso.

Las rutas no solo deben ser eficientes en cuanto a las millas recorridas, sino que también debes tener en cuenta variables como las ventas horarias del cliente, la habilidad del conductor, la capacidad del vehículo, el tiempo estimado de entrega, y mucho más. En este punto, la eficiencia a menudo se desmorona y el costo por parada aumenta considerablemente.

Además de todo esto, debes encontrar una manera de rastrear las entregas tanto en la ruta como cuando llegan a destino. También debes comunicarte con los clientes y los conductores durante todo el proceso.

La importancia de mantener bajos los costos de la logística de última milla

Las entregas de última milla pueden representar aproximadamente un tercio de los costos totales, por lo que reducirlos significa mayores ingresos para su negocio.

Optimizar la entrega en la última milla es más importante que nunca al ver que los volúmenes de demanda global aumentan continuamente y la volatilidad en torno a los precios del combustible y la cadena de suministro global no desaparecerán en el corto plazo. Las ventas del comercio electrónico han seguido creciendo, donde casi todo se pide en línea, desde equipos de ejercicio hasta productos electrónicos grandes y alimentos a granel. Este contexto pone a prueba la capacidad y las limitaciones de las flotas y redes de transporte de muchas empresas.

¿Qué hace que la logística de la última milla sea tan costosa?

Hay diferentes factores que inciden en los costos logísticos de la última milla.

Costos de combustible y mano de obra

Comencemos con los factores de costo más importantes: combustible y mano de obra. En pocas palabras, cada milla recorrida consume combustible, al igual que cada minuto de inactividad. La mano de obra del conductor y del técnico también es costosa, independientemente de si paga por entrega o por hora. Si bien estos son más o menos los costos del negocio, se ven afectados por la necesidad de tener rutas eficientes y capacidad para orquestar entregas fluidas con un alto nivel de transparencia.

Demanda de cumplimiento rápido de pedidos

El tiempo en que los consumidores podían esperar un tiempo un poco más prolongado para recibir su entrega se acabó. Ahora quieren sus pedidos en el mejor tiempo posible. Los pedidos bajo demanda están aumentando, lo que ejerce presión sobre los transportistas para garantizar que los productos se muevan a un ritmo mucho más rápido.

Kilometraje no estimado en la ruta

Cuando las rutas no tienen en cuenta las condiciones de manejo del mundo real, los conductores harán ajustes por su cuenta, a menudo acumulando más kilómetros en el proceso. Los estudios han revelado que las millas fuera de ruta representan alrededor del 10 por ciento del kilometraje total de una flota determinada, y es fácil imaginar que ese número aumente en los casos en que los conductores no reciben rutas optimizadas.

Entregas perdidas y fallidas

La entrega de productos a los consumidores finales a menudo requiere que el cliente esté en casa para dejar entrar al personal para firmar la entrega. Si no hay nadie cuando llega el camión, debe llevar la mercancía al almacén e intentarlo de nuevo más tarde. Luego, incurre en casi todos los costos de entrega de combustible y mano de obra nuevamente. Desafortunadamente, la falta de comunicación y seguimiento en tiempo real hace que esta situación sea demasiado común.

¿Cuál es el impacto comercial de los altos costos de logística de última milla?

Las entregas perdidas y fallidas no son infrecuentes, algunas estimaciones las sitúan en torno al 5 % en todo el sector. Las altas tasas de entrega fallida cuestan a las empresas una cantidad significativa de ingresos.

Además de inflar los costos operativos, no optimizar la logística de última milla también afecta la llegada de nuevos negocios. Los consumidores esperan recibir sus productos a tiempo, y las empresas que no cumplan con esta expectativa tampoco lograrán ganarse la lealtad de los clientes.

Además, los clientes también pueden terminar cancelando sus pedidos si sienten que la empresa se está demorando demasiado en entregar lo que ordenaron. La lealtad del cliente no es tan fuerte como solía ser. Para seguir siendo competitivo, su experiencia de entrega debe ser tan sólida como sus productos y el servicio al cliente.

¿Cómo se pueden reducir los costos de logística en la última milla?

Hay formas para que las empresas reduzcan sus gastos logísticos de la última milla. La optimización de rutas es uno de los mejores métodos y puede ayudar a las empresas a administrar sus flotas de manera más eficiente, mejorar sus tiempos de entrega y reducir las entregas fallidas.

La optimización de rutas se trata de encontrar las rutas más rápidas y rentables para que los conductores puedan entregar más pedidos en un día sin correr el riesgo de tener entregas tardías para los clientes. Por lo general, esto requiere que inviertas en un software de planificación de rutas dinámicas que pueda manejar las complejidades de la última milla.

El software de optimización de rutas tiene en cuenta una gran cantidad de variables diferentes al determinar las rutas y los horarios más eficientes que deben seguir los conductores, incluidas las preferencias del cliente y la velocidad y habilidad del conductor. Esto ayuda a las empresas a entregar el producto lo más rápido y con el menor costo posible. Aquí hay algunas características más para mejorar aún más las capacidades de ahorro de costos:

Seguimiento en tiempo real: Un planificador de rutas avanzado debe integrarse con una aplicación móvil para conductores y una solución de GPS para rastrear la ubicación de los conductores en tiempo real, lo que le permite a su empresa proporcionar tiempos de entrega precisos que se actualizan en tiempo real.

Alertas automáticas de clientes: Su software de optimización de rutas también debe enviar a los clientes alertas automáticas sobre la ubicación del conductor. Esta capacidad es enormemente beneficiosa para reducir las entregas perdidas y mejorar la experiencia general del cliente.

Cambio de ruta fácil: Las entregas planificadas son difíciles de gestionar, pero las entregas bajo demanda son aún más difíciles de gestionar. Afortunadamente, un planificador de rutas avanzado puede redirigir a los conductores de acuerdo con los horarios de los conductores, las ubicaciones, las ubicaciones de los almacenes, los inventarios y los destinos planificados, permitiendo acomodar nuevos pedidos para la entrega.

La logística de última milla no es tan simple como parece. Es una operación compleja que puede consumir una gran parte de los costos operativos de cualquier empresa. No abordar las ineficiencias en la logística de última milla puede perjudicar la rentabilidad, ya que los costos operativos aumentan y los consumidores se llevan sus negocios a otra parte. Afortunadamente, es posible optimizar las entregas de última milla con la ayuda de la tecnología de enrutamiento que puede encontrar las rutas más rápidas y rentables.

¿Quieres saber más?

Envíanos tus datos de contacto y nosotros nos pondremos en contacto contigo.

    Al solicitar presupuesto aceptas nuestra Política de Privacidad y Cookies

    — copia nuestro email: contacto@stockabee.com

    Explore
    Drag